La morosidad es una de las posibilidades que toda persona o empresa debe tener en cuenta a la hora de trabajar con un cliente o asociado.  Aunque todo el mundo busca cubrirse ante los impagos, en muchas ocasiones son imposibles de evitar.

¿No sabes qué es ASNEF? Todo lo que necesitas saber sobre ASNEF

Podríamos decir que son inevitables, y que cuando llega la hora hay que tener muy claro cómo manejar esta situación y la relación con los morosos.

La opción más recomendable es no verse obligado a recurrir a una disputa ni llevar a cabo medidas drásticas, pero en ocasiones es inevitable. Por eso las personas y empresas deben saber cuáles son las opciones que existen para presionar a los morosos cuando se da una situación de impago.

La primera medida y la más extendida en la actualidad es incluir a la persona o empresa en ASNEF, uno de los registros de morosos más conocidos de España. Si se trata de una empresa debe incluirse en ASNEF industrial, el registro dedicado especialmente a empresas.

El proceso para entrar en ASNEF

escribiendo en un portátil
¿Cómo entrar en ASNEF?

El procedimiento para inscribir a una persona o empresa en ASNEF es relativamente sencillo y barato, a continuación vamos a analizar cómo es para cada caso, si se trata de un empresa o una persona:

¿Cómo incluir a una empresa en ASNEF?

A la hora de incluir a una empresa en ASNEF deben darse ciertas condiciones que están recogidas en el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999, y son las siguientes:

  • Que exista una deuda vencida y exigible que no haya sido pagada.
  • Que exista constancia de requerimiento de pago
  • Que el acreedor esté seguro de que todos los requisitos anteriores se cumplen, en el momento de presentar los datos del deudor.

Has sido tú a quién han incluido en ASNEF? Consulta nuestro post sobre cómo salir de ASNEF y cómo salir de ASNEF sin pagar la deuda

Además, hay que tener en cuenta un plazo de espera antes de poder registrar una empresa en ASNEF. Acorde a la APD (Agencia Española de Protección de Datos), para incluir a una empresa en este listado deben haber transcurrido al menos 4 meses de impagos.

Nota: la deuda de ASNEF también prescribe y nadie esté en ASNEF de forma indefinida. Consulta nuestro post sobre cuándo prescribe una deuda con ASNEF

Por otra parte, en el proceso de inclusión debe atenerse también a otra serie de requisitos en cuanto a los tiempos para comunicar al deudor que va a ser incluido en un fichero de morosos, así como las pruebas documentales verificadas.

En el caso de las empresas, deben ser notificadas en un plazo de 30 días desde su inclusión en el fichero. La notificación debe ser por escrito e incluir el nombre de quién le está incluyendo en ASNEF industrial, así como la cantidad por la cual ha sido incluido.

¿Cómo incluir a una persona en ASNEF?

Para incluir a una persona en ASNEF, se deben dar las mismas condiciones que el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999:

  • Que exista una deuda vencida y exigible que no haya sido pagada.
  • Que exista constancia de requerimiento de pago
  • Que el acreedor esté seguro de que todos los requisitos anteriores se cumplen, en el momento de presentar los datos del deudor.

Además, como persona individual hay que suscribirse al fichero de ASNEF para poder incluir a alguien. Una vez que se haya pagado la cuota mensual y realizada la inscripción, podremos empezar a incluir personas en ASNEF.

Para hacer efectiva la inscripción deberán de cumplirse todos los requisitos anteriormente mencionados, y posteriormente aportar la documentación que pruebe la existencia de la deuda, la cuantía a la que asciende la misma y el tiempo que lleva sin pagar.

Tras realizar estos trámites, la persona o empresa acusada de impago quedará registrada en ASNEF.

¿Qué precio tiene?

tarjeta de crédito
¿Qué precio tiene incluir a una persona o empresa en ASNEF?

Incluir a una persona o empresa en ASNEF es relativamente barato. El primer paso es darse de alta en el fichero y realizar el pago de la cuota de 39 euros al mes, esto además te dará acceso a la base de datos. 

Una vez registrados, cada vez que queramos incluir a alguien en la lista el coste será de 5,9 euros, y 3.9 euros por cada consulta, que se debitará del importe mensual de 39 euros, y que sólo superará este importe si el número de consultas o denuncias excede este importe.

Consecuencias de figurar en ASNEF

Pertenecer a este listado u otro cualquiera de morosos puede acarrear muchos problemas tanto para la personas como para las empresas. Antes de hacer negocios con nadie es recomendable revisar su historial crediticio para ver si han incurrido en impagos en el pasado, al fin y al cabo nadie quiere hacer negocios con una persona morosa.

Esto lo utilizan principalmente las grandes empresas, que cuentan con más recursos y son más minuciosas a la hora de buscar clientes o proveedores.

Cómo gestionar a un cliente moroso

Incluir a una persona o empresa en ASNEF es una de las armas con las que cuentan los usuarios para gestionar a los morosos, pero no es la única que existe. En el momento en que llega el impago es importante recurrir a la comunicación y tratar de llegar a un entendimiento.

Una vez se de la situación de impago el primer paso será el de negociar, ponerse en contacto con la otra parte y averiguar por qué se ha producido el problema con el pago. Es importante hacer esto porque en la mayoría de las ocasiones se trata de un problema puntual, y no merecerá la pena escalar a otras acciones más severas.

Al mismo tiempo debemos ampliar información sobre la persona o empresa a través de otras partes que hayan interactuado con la misma, de esta forma sabremos si se trata de un moroso reincidente.

Cómo comportarse ante el impago

reunión
Cómo comportarse ante el impago

Una vez aclarado el motivo deberemos buscar un acuerdo amistoso para solventar la deuda. Esto puede hacerse alargando los plazos u ofreciendo descuentos. Esto obviamente dependerá nuestra política en este tipo de situaciones, y si la respuesta es vaga o incierta proceder a presionar utilizando ASNEF para que la otra parte se lo tome en serio.

Incluir a una persona o empresa en ASNEF no es una experiencia agradable, en ocasiones es la única solución posible para hacer ver a la otra parte que tenemos intención de cobrar utilizando todos los medios a nuestro alcance.

Finalmente si no se logra acuerdo podemos optar por la vía judicial, acudiendo a abogados para que gestionen el caso.