En la actualidad, no existe ninguna norma escrita sobre si un banco puede o no impedirte solicitar una hipoteca cuando formas parte del registro de ASNEF. Sin embargo en España existen ciertos ficheros donde se guardan los datos de las personas morosas, y los bancos revisan esta información como parte de los requisitos que valoran para concederte la hipoteca. Debemos tener bien presente este aspecto, ya que muchas veces accedemos a estos listados simplemente por un descuido administrativo, o un contrato que ni siquiera recordamos haber contraído.

A continuación vamos a hacer un pequeño repaso sobre estos listados para conocerlos en profundidad.


¿Qué registros de morosos existen en España?

¿Qué registros de morosidad existen en España?

ASNEF. Es el registro de morosos más importante en España. Sus siglas provienen de: Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Esta entidad se utiliza para evaluar la solvencia de un individuo o entidad, y sirve para que la morosidad de una persona quede expuesta ante otras organizaciones para que así puedan valorar si conceder créditos o firmar contratos con ella. Lo más habitual si estás incluido en este fichero es que te denieguen instrumentos bancarios como por ejemplo tarjetas de crédito.

¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

Muchas personas piensan que para estar incluido en este fichero hay que tener una gran insolvencia o ser un deudor de un monto muy grande. Sin embargo puedes ser incluido desde una deuda de tan sólo 1 euro. Lo más habitual para las personas corrientes es no haber abonado una factura telefónica o haberse desvinculado de un contrato con alguna operadora sin pagar la penalidad correspondiente. Con una falta leve como esta la empresa puede incluirte en el fichero. Una vez dentro deben notificarte en un plazo establecido de un máximo de 30 días. Desde ese momento tienes la posibilidad de saldar la deuda, y serás eliminado del archivo en un plazo de 10 días. En caso de que no saldes tu deuda serás incluido en el fichero durante 6 años.

Para saber si estoy en la lista por algún descuido del pasado basta con ponerse en contacto via e-mail con EQUIFAX, la empresa que gestiona el listado, y con tu nombre y DNI solicitar información para ver si estás incluído en el fichero.

RAI. Otro fichero muy reconocido en España es RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas), y está orientado a empresas que han incurrido en incumplimiento de alguna deuda. Puesto que RAI está enfocada en deuda de empresas, a diferencia de ASNEF que se centra en personas físicas, el monto para ser incluido en este fichero es de al menos unas deudas sin pagar superiores a 300 euros.

¿Cómo comprobar si estoy en el RAI?

A diferencia de ASNEF, en RAI no están obligados a comunicar a la empresa que están incluidos en este registro, puesto que no están sujetos a la Ley de Protección de Datos, “artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de datos de Carácter personal y la Instrucción 1/1995 de la Agencia Española de Protección de Datos EPD” al no tratarse de personas físicas. Al tratarse de personas jurídicas no tienen la obligación de comunicar su inclusión y además la consulta no es gratuita. El trámite para averiguar si estás inscrito en RAI es sencillo, sólo debes acceder a su página web: https://www.ficherorai.com/, registrarte y hacer tu solicitud con el previo pago del importe correspondiente. 

¿Puedo conseguir una hipoteca si estoy en ASNEF?

¿Puedo conseguir una hipoteca si estoy en ASNEF?

A pesar de todo lo que hemos visto, existen numerosas entidades financieras que te pueden otorgar una hipoteca aunque estés inscrito en este fichero. Como comentamos anteriormente, un altísimo porcentaje de las personas inscritas en ASNEF han realizado impagos de importes muy bajos a operadoras telefónicas, lo que a efectos prácticos supone un riesgo muy pequeño para un banco y no es representativo de la solvencia de la persona.

Cuando un cliente contrata una hipoteca con un banco, debemos entender que está comprando un inmueble, que funciona como aval ya que en el momento que exista impago el banco puede forzar la venta de la propiedad para recuperar el importe adeudado y hacerlo legalmente. Una buena estrategia a la hora de buscar una hipoteca es hacer solicitudes a varias entidades financieras para así compararlas y ver qué políticas tienen en esta materia.

¿Cómo conseguir una hipoteca estando en ASNEF?

A pesar de lo que hemos visto, estar incluido en ASNEF es un muy mal punto de partida si lo que queremos es que nos concedan una hipoteca sin complicaciones, no va a ser fácil y te van a poner mil trabas. Sin embargo no te debes dar por vencido ya que hay formas de conseguirlo.

Una forma de hacerlo es a través de las compañías refinanciadoras de deuda. Si tienes una deuda de importe elevado vas a necesitar más tiempo para solucionar la situación, pero si el importe es pequeño podrás realizar el pago con más rapidez y terminar con el problema.

Como hemos visto anteriormente, ASNEF tiene en su base de datos sólo las deudas que pertenecen a sus socios o clientes, compañías telefónicas, aseguradoras, compañías eléctricas, etc… Por lo que puedes refinanciar tu deuda con una entidad que no forme parte de los socios de ASNEF y así salir de su fichero. Estas entidades se hacen cargo del pago del importe adeudado en tu nombre y luego pasarás a estar comprometido con ellos bajo unas nuevas condiciones que acordéis.

Esta alternativa te ayudará a estar fuera del fichero de ASNEF, aunque mantengas exactamente la misma deuda, y tendrás facilidades para abonar el importe al intermediario. De esta manera, a ojos del banco ya no estarás en ASNEF, por lo que no te darán problemas en este sentido para conseguir tu hipoteca. Además supone una buena alternativa para continuar gestionando tus finanzas sin que tengas problemas de cara a obtener nuevos productos financieros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies