Cuando en España se habla de listas negras o listados de morosos existen dos conjuntos de siglas que siempre se repiten: RAI y ASNEF. Ahora bien, es muy importante conocer la diferencia ya que ambas, a pesar de ser muy similares en cuanto a su función, tienen competencias muy diferentes. 

El objetivo de este artículo es señalar las principales diferencias entre ambas organizaciones, para que en el caso de que tengamos que lidiar con alguna de ellas en el futuro sepamos exactamente cuál de ellas es la que nos corresponde según nuestro caso particular.

¿Qué es la organización RAI?

Comprobación de documentos y trabajos con ordenador
La operativa de RAI es la de acumular todos los documentos referentes a la deuda

Las siglas RAI provienen de “Registro de Aceptaciones Impagadas”, y es uno de los registros de morosos que utilizan las empresas, independientemente de su tamaño. RAI está considerada como la mejor base de datos en lo que respecta a empresas, puesto que cuenta con la mayor fuente de información relativa a impagos producidos por empresas.

La información que agrupa RAI es la concerniente a los impagos producidos por empresas o personas jurídicas por importes iguales o superiores a 300 euros. 

Es importante resaltar que estos impagos deben estar respaldados por documentos que cuenten con la firma del deudor reconociendo la deuda. Estos documentos deben tener el suficiente reconocimiento legal como para ser considerados válidos, véase un pagaré, un cheque bancario o una letra aceptada.

La operativa de RAI es la de acumular todos los documentos referentes a la deuda y que cumplan con las características antes mencionadas (que sean reconocidos y que cuenten con la firma del deudor). De esta forma cuando se consulta el estatus de la empresa o persona jurídica, en RAI se conoce no sólo el importe total adeudado, sino el número de impagos con los que cuenta, su naturaleza y con qué entidades.

¿Qué es la organización ASNEF?

ASNEF

Las siglas ASNEF provienen de “Asociación Nacional de Entidades de Financiación”, y está considerado el fichero de morosos más conocido en España. En esta base de datos se agrupan todos los datos sobre impagos tanto de personas como de empresas.

Es importante señalar que no todas las empresas pertenecen a ASNEF, y que para formar parte de esta organización es necesario estar registrado en la misma o no será posible para la empresa incluir a la persona que caiga en un impago. ASNEF está formado principalmente por empresas proveedoras de servicios (compañías eléctricas, de agua, etc.), y entidades bancarias.

El listado que gestiona ASNEF lo administra una empresa llamada EQUIFAX, en otras palabras ASNEF es la propietaria de los datos que se registran en ella y EQUIFAX la empresa que los explota.

Amplía información: ASNEF – Equifax, todo lo que debes saber

¿Cómo puedo evitar ser incluido en RAI o en ASNEF?

Ser incluido en un listado de morosos nunca es agradable, más cuando tenemos nuestra propia empresa o un proyecto vital honesto y estable. Es habitual pensar que para entrar a formar parte de los listados de RAI o ASNEF tenemos que ser grandes deudores o tener una empresa que está al borde de la quiebra, sin embargo esto no es así. 

Post relacionado: ¿Cómo incluir a alguien en ASNEF?

En ambos listados los requisitos para que nos incluyan en ellos suelen ser bastante sencillos desde el punto de vista operativo. En el caso de ASNEF ni siquiera existe un mínimo por el que nos puedan incluir en el listado, un despiste o una factura de la luz impagada puede ser suficiente para que acabemos formando parte de esta lista negra con sus consiguientes problemas asociados. 

En el caso de RAI, al tratarse de empresas la cantidad mínima para que te consideren moroso es algo mayor. Esta organización se alimenta por la información proporcionada por bancos y otras entidades asociadas, como por ejemplo un cheque o un pagaré firmado por el deudor. Este documento sirve como constancia de que existe una deuda vencida y exigible, lo que supone prueba suficiente para ser incluido en este listado de morosos. El deudor dispone de un plazo de 90 días para hacer frente a su deuda, de no hacerlo dentro de este plazo su nombre será incluido automáticamente en el listado.

¿Cómo puedo eliminar mi nombre de RAI o ASNEF?

El camino más directo es hacer frente a la deuda y comunicarlo mediante un canal formal a cualquiera de las dos entidades para que eliminen nuestro nombre del listado

Para salir de estos ficheros de morosos, el camino más directo es hacer frente a la deuda y comunicarlo mediante un canal formal a cualquiera de las dos entidades para que eliminen nuestro nombre del listado. En el caso de ASNEF desde que pagamos nuestra deuda y mandamos el comunicado, tienen la obligación de eliminar nuestro nombre en un plazo no superior a diez días.

En el caso de RAI, del mismo modo que sucede con ASNEF deberemos solventar la deuda que tenemos con la entidad, y posteriormente obtener el comprobante de pago. Una vez hecho esto deberemos enviar una copia del comprobante manifestando nuestro interés de que eliminen nuestros datos del listado, enviando una carta con el timbre y el sello de la empresa. En este caso el proceso de eliminación de datos se demora hasta un máximo de 30 días desde el envío de la documentación antes mencionada.

¿Qué diferencias existen entre  RAI y ASNEF?

Al tratarse de listados donde se agrupan personas que han incurrido en morosidad, a menudo estos dos términos se confunden. La principal diferencia entre ambos es que en el caso de RAI, los casos que ocupa son principalmente productos bancarios como pagarés, cheques o letras de cambio, es decir, operaciones bancarias utilizadas habitualmente en el ámbito empresarial.

En el caso de ASNEF, se tratan principalmente de deudas impagadas por personas no jurídicas, y que no requieren de aceptación para ser incluidas en dicho listado. El objetivo principal de esta organización es servir como entidad de referencia para evaluar la solvencia de personas que están solicitando préstamos, o bien que tienen la intención de suscribir contratos de larga duración con empresas telefónicas o de servicios. ASNEF sirve como una alarma para identificar a aquellas personas que no demuestren solvencia a causa de impagos que han realizado en el pasado.