ASNEF es el registro de morosos más famoso y grande de España y está gestionado por la empresa Equifax. Forman parte de ASNEF todas las entidades bancarias de nuestro país y también gran parte de todas las aseguradoras, empresas energéticas, de servicios y de telecomunicaciones. ¿Pero qué significa tanta presencia de empresas socias de ASNEF? Pues que vas a tener muchas dificultades para contratar servicios de cualquier tipo con cualquier empresa.

En el post de esta semana vamos a explicarte qué significa estar en ASNEF y las dificultades que encontrarás en tu día a día monetario y financiero. 

Qué conlleva estar en ASNEF

Desde el punto de vista financiero, estar en ASNEF significa que oficialmente has dejado dinero a deber a una empresa. Las personas que aparecen en ASNEF son llamados “morosos”.

PrestamosConAsnef.online

No obstante, puedes aparecer en ASNEF sin ser un moroso, incluso aunque tuvieras en el momento en el que se emitió la factura el dinero suficiente para pagar la deuda (por lo que técnicamente no estarías en quiebra económica) por dos razones principales que veremos a continuación.


Estar en ASNEF sin ser moroso real

Sí puedes. Las dos razones por estar en ASNEF sin deber dinero ni tener problemas económicos son dos.

Porque no estabas de acuerdo con el servicio prestado

La inclusión en ASNEF puede llegar por un absoluto desacuerdo en cuanto a las cantidades facturadas por un servicio prestado (en este caso mal prestado). En estos casos tú te crees con el derecho de no pagar algo que consideras que no tuvo la calidad adecuada o exigida, pero la empresa cree que sí tiene derecho a cobrar dicho servicio y al final después de muchas discusiones la empresa lleva a cabo la amenaza de incluirte en ASNEF.

En estos casos recomendamos no dejar escalar la situación hasta este extremo y antes de nada poner el caso en manos de un organismo independiente u organización de resolución de conflictos entre empresa y consumidor. 

PréstamosConAsnef.online

Por ejemplo puede ser la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) o un organismo tipo la Subdirección de Atención al Consumidor de tu comunidad autónoma.

Porque no sabías que tenías una deuda pendiente de pago

facturas impagadas
¡Que no se te traspapele ninguna factura!

El segundo caso por el que puedes acabar en ASNEF sin ser moroso ni tener problemas de dinero es porque has dejado a deber dinero que no sabías o te acordabas que debías.

Este tipo de situación se da de forma más común a la hora de mudar de piso o dejar el país para irte unos meses de viaje: cancelas tus líneas de teléfono, das de baja servicios (electricidad, agua, gas…) y las pólizas de seguro que toquen, pero alguna cosa se te escapa o se traspapela y se queda sin pagar.

La empresa intenta comunicarse contigo pero como ya has cambiado de dirección no recibes las notificaciones y apremios de pago. Al final la empresa acaba considerando que no has pagado de forma negligente, te considera moroso y te incluye en ASNEF.


Qué problemas conlleva estar en ASNEF

En cualquiera de los dos casos antes mencionados (por morosidad real o por desacuerdo/descuido) estar en ASNEF complica el día a día financiero de cualquier persona durante los siguientes 6 años (después de 6 años la deuda de ASNEF se elimina).

A continuación vamos a ver ejemplos de lo que significa estar en ASNEF.

No puedes acceder a servicios financieros

contratar servicios bancarios
No podrás contratar ningún servicio bancario

Cuando acudas a un banco no podrás acceder a ninguno de los servicios financieros que ofrezca la entidad.

Los bancos y entidades bancarias son los clientes número uno de ASNEF, y por tanto lo primero que harán cuando vayas a solicitar un préstamo, hipoteca, tarjeta de crédito, plan de pensiones o cualquier otro producto que puedas contratar con ellos será consultar ASNEF para ver si tu nombre aparece en el fichero.

Podrán ver las cantidades que dejaste a deber, a qué compañía, cuando y cuando caduca. 

No puedes contratar servicios de telefonía y comunicaciones

Otro gran grupo de socios de ASNEF son las compañías telefónicas y de telecomunicaciones. Si dejaste a deber una o varias facturas telefónicas o de internet que acabaron en ASNEF y crees que puedes salir del lío cambiando de compañía, craso error: la nueva empresa buscará tu nombre en ASNEF y sabrá que debes dinero a otra compañía del sector. En este caso puede que acepten darte servicio, pero lo harán de forma muy limitada (por ejemplo no te dejarán contratar ADSL o fibra y sólo te dejarán dar de alta una tarjeta SIM en prepago en vez de por domiciliación bancaria).

No puedes contratar seguros

Las compañías aseguradoras son el tercer gran grupo de empresas socias de ASNEF. A la hora de contratar un seguro, bien sea directamente a través de la propia compañía o a través de un corredor de seguros, el departamento de ventas creará una ficha con tus datos y consultará tu historial crediticio en ASNEF antes de darte el OK a la emisión de tu póliza.

Si tu nombre aparece en el fichero puedes estar seguro que no podrás acceder a ninguna de sus pólizas. Las compañías aseguradoras son empresas que saben mucho sobre cálculo de riesgos (se dedican a hacer dinero con ello) y puedes estar seguro que miran con lupa todos y cada uno de los factores de riesgo de un nuevo cliente. El riesgo financiero o de impago es un factor que van a consultar con toda seguridad.

No puedes contratar servicios básicos

Las compañías distribuidoras de agua, gas y electricidad también forman parte de ASNEF. Si vas a entrar a vivir a un nuevo apartamento o piso y necesitas dar de alta estos servicios, cualquier compañía distribuidora de los mismos consultará la base de datos de ASNEF para comprobar que no has dejado alguna factura a pagar.

Esto a su vez significa que si dejas alguna deuda pendiente de pago a alguna de estas compañías, también serás incluido de forma automática en ASNEF, ya que la empresa distribuidora te considerará moroso y te añadirá al listado.

No puedes financiar compras en establecimientos

El financiamiento de compras (el clásico “paga tus compras a plazos”) a la hora de adquirir electrodomésticos o mobiliario se gestiona normalmente a través de entidades bancarias clásicas o empresas especializadas en financiamiento.

Las primeras tienen acceso directo a consultas de ASNEF a dos clics de distancia, las segundas, aunque más pequeñas, también son socias de ASNEF y por tanto no van a financiar las compras de una persona si esta es considerada oficialmente morosa.

No puedes financiar la compra de un nuevo coche

financiar compra de coche
Olvídate de financiar la compra de tu nuevo coche

A la hora de financiar la compra de un nuevo vehículo tienes dos opciones: 

  1. financiarlo con un banco a través de un préstamo 
  2. a través de la compañía de financiamiento de la propia compañía automovilística. 

En el primer caso, al tratarse de un banco, en 30 segundos este consultará ASNEF y sabrás si tienes deudas impagadas. 

En el segundo caso sí, las compañías automovilísticas disponen de empresas de financiación que actúan como empresas independientes dentro del mismo grupo, y se encargan del financiamiento de flotas de vehículos, servicios financieros para empresas como rentings de vehículos, tramitación de subvenciones estatales… así que no son precisamente empresas de pequeña envergadura.

Dicho de otro modo: también tienen acceso a ASNEF y pueden saber si has dejado dinero a deber en el pasado. 


¿Quieres salir de ASNEF?

Como ves, estar en ASNEF se convierte en un auténtico calvario financiero y económico, así que lo mejor que puedes hacer es evitar caer en ASNEF.

Pero si ya has sido incluido, también hay una forma de salir: con nuestros préstamos con ASNEF

PréstamosConAsnef.online está especializado en dar financiación a empresas y particulares que están en asnef, para que puedan utilizar el dinero del préstamo para liquidar sus deudas pendientes, y de este modo poder acceder de nuevo a financiación bancaria y clásica.

PrestamosConAsnef.online

Algunos de los servicios en los que estamos especializados son los siguientes:

Contacta con nosotros sin compromiso y uno de nuestros agentes te explicará las condiciones de nuestros préstamos y cómo puedes acceder a ellos.