ASNEF es el registro de morosidad más importante del Estado Español. Cuando nos encontramos en la problemática de aparecer en este fichero, uno de los principales inconvenientes con el que nos encontraremos es el de solicitar financiación. Lo peor de todo es que hay personas que acaban inscritas en este registro y ni siquiera lo saben. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre ASNEF y qué puedes hacer si apareces en él.


¿Qué es ASNEF?

Antes de nada debes conocer qué es exactamente ASNEF. Como comentábamos, se trata del registro más importante de morosos de nuestro país y sus siglas son el acrónimo de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Se conoce como ASNEF-Equifax y en él tienen acceso las empresas que forman parte de la asociación, ascendiendo a un total de más de 300. Principalmente se trata de empresas de telecomunicaciones, de seguros o bancos que pueden registrar los datos de las personas supuestamente morosas y consultar, a su vez, los datos de los clientes de otras compañías que les deben dinero. Cualquier persona que sea socia de dicho registro podrá añadir en él un cliente moroso.

Qué es ASNEF

Por qué alguien puede aparecer en ASNEF

En ASNEF aparecen los datos de las personas que han dejado cantidades a deber a cualquiera de las compañías que conforman la asociación. Puede tratarse de un simple recibo de servicios, el recibo de una póliza o cualquier factura impagada. En algunos casos las empresas también incluyen en el fichero a aquellos clientes que les han dejado cantidades a deber de forma deliberada o por no estar de acuerdo en las cantidades de una factura o servicio.

Problemática de aparecer en ASNEF 

La gran problemática de aparecer en este fichero la encontramos a la hora de pedir financiación bancaria, puesto que estas entidades financieras podrán saber si estamos registrados en ASNEF y, consecuentemente, rechazar nuestra solicitud. Debes saber que los bancos, especialmente tras la crisis provocada por la burbuja inmobiliaria de 2008, se han vuelto cada vez más estrictos y debes cumplir sus requisitos para poder acceder a financiación. Entre estos requisitos está el de no aparecer en ningún registro de morosos, como es el caso de ASNEF, por lo que, si este es el caso, no podrás acceder a financiación por las vías tradicionales. 

Cómo salir de ASNEF

A día de hoy, existen tres formas para que nuestros datos dejen de aparecer en este fichero de morosidad:

  1. Esperar un plazo de 6 años: este período es el plazo máximo, como marca la ley, en el que puede aparecer una persona en el registro. Pasado este plazo de tiempo, nuestros datos desaparecerán del fichero, aunque no hayamos pagado la deuda. La problemática es que este período es muy largo para las personas físicas o jurídicas que necesitan acceder a financiación antes.
  2. Acudir a la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales: algunas veces se producen errores y una persona física o jurídica puede aparecer de forma errónea en un fichero de morosidad. Si consideramos que este es el caso, podemos solicitar que nos eliminen del registro, según marca la Ley Orgánica de Datos Personales. Sin embargo, son pocas las solicitudes que acaban prosperando. De hecho, las que lo hacen es porqué han mandado a juicio a la empresa acreedora y el juez ha determinado que dicha deuda era ilegítima.
  3. Pagar la deuda: la mejor y más rápida vía para poder desaparecer de este fichero de morosidad es pagando la deuda que nos ha llevado a estar en esta situación.
Salir de ASNEF

Salir de ASNEF pagando la deuda

Como hemos comentado en el punto anterior, la forma más rápida y efectiva para que nuestros datos desaparezcan de ASNEF es pagando la deuda. No obstante, en muchas ocasiones puede no resultar tan sencillo por los motivos que siguen:

  1. Una vez pagamos la deuda, deberemos demostrarlo: Esta operativa es extremadamente lenta porque implica gran cantidad de trámites burocráticos. Por si no fuera suficiente, deberemos ponernos en contacto con la propia ASNEF y también con la empresa acreedora para que nos eliminen del registro. Por desgracia, esto puede tardar semanas en hacerse efectivo. Esto nos lleva a la siguiente situación: si necesitamos acceder a cualquier tipo de préstamo personal pero la baja de ASNEF aún no se ha llevado a cabo o bien no se ha tramitado correctamente, nos veamos ante la problemática de seguir apareciendo en el fichero y, como consecuencia, no ser candidatos solventes para que las entidades bancarias nos den financiación.
  2. Se puede dar el caso que la cantidad que hay que pagar para liquidar la deuda pendiente sea muy elevada y que la entidad no nos permita poder fraccionar el pago. Si esto ocurre, puede que nos veamos en la situación de no poder afrontar un pago tan elevado de golpe y tengamos que hacerlo mediante un crédito o préstamo. Una vez más, nos volveremos a encontrar con el mismo problema: nunca nos lo concederán porque seguimos registrados en el fichero de morosidad de ASNEF.

Financiación alternativa

Llegados hasta este punto, lo más probable es que solo te quede la opción de obtener el dinero para saldar la deuda a través de una vía de financiación alternativa. En PrestamosConAsnef.online, concedemos préstamos incluso a aquellos particulares o empresas que aparezcan registrados en ASNEF. Los únicos requisitos que deberás cumplir son los que siguen:

  • Ser mayor de edad
  • Disponer de una propiedad inmobiliaria a tu nombre que esté libre de deudas, para usar como aval o garantía de la operación.
  • Superar un estudio de solvencia mediante la justificación de ingresos

Contacta con nosotros 

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web, por teléfono o email. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo en menos de 24 horas para resolver cualquier duda que puedas tener acerca de ASNEF, o bien para empezar a estudiar tu situación si deseas solicitar un préstamo con nosotros.