Si has solicitado o tenido un préstamo en cualquier entidad bancaria, seguro que habrás oído al menos una vez el término CIRBE. Hoy queremos hablarte en detalle de qué es la CIRBE y para qué sirve a la hora de solicitar un préstamo e incluso una hipoteca. La CIRBE ayuda a las instituciones a decidir y a comprender mejor a los solicitantes de préstamos haciendo referencia a su historial crediticio.

¿Qué es la CIRBE?

La CIRBE es la Central de Información de Riesgos del Banco de España, y viene utilizada en España desde 1972, principalmente por los bancos. El CIRBE es una base de datos, alimentada con la información financiera de los bancos, gestionada y controlada por el propio Banco de España. La lista es pública, pero de carácter privado, es decir, cualquiera puede tener acceso a la información de la lista, pero con una solicitud previa de acceso. Más adelante te mostraremos cómo solicitarlo.

Todas las instituciones la actualizan mensualmente y registran los datos de todos los préstamos superiores a 6.000 euros. A la base de datos de la CIRBE pueden acceder todas las entidades, lo que significa que si alguien firmó un préstamo, las demás entidades lo sabrán en dos o tres meses como máximo. También hay que recordar que cuando el saldo vivo de las deudas baje a menos de 6.000 euros, desaparecerá del fichero.

En la lista se pueden ver todos los préstamos pendientes que tiene alguien, lo que da una idea del historial y la capacidad de endeudamiento de la persona que solicita el préstamo. También recoge información sobre las garantías, los créditos (no solo los préstamos) y los riesgos generales que tienen las entidades financieras con sus clientes.

Cómo puedo saber si aparezco en ASNEF

En definitiva, la CIRBE es el registro de información que las entidades financieras tienen sobre nosotros.

Pongamos un ejemplo: si eres titular de una hipoteca, la CIRBE te indexará: nombre, número de seguridad social e importe de la deuda al final de cada mes. Y eso con cada préstamo o movimiento que hagas por encima de 6.000 euros.

La CIRBE tiene dos objetivos claros:

  • Proporcionar información a las entidades sobre la deuda y la capacidad de pago de sus clientes.
  • Proporcionar al Banco de España información y capacidad de supervisión e inspección del funcionamiento de todas las entidades de crédito que operan en España.

¿La CIRBE es un registro de morosos?

La CIRBE no se trata de un registro de morosos, ya que no permite saber si hemos asumido los pagos de las cuotas o no, no obstante es posible para las entidades cruzar fácilmente esos datos con otros registros como el RAI o ASNEF para tener una perspectiva clara del compromiso con las deudas. 


¿Cómo solicitar nuestro CIRBE o el de una empresa?

Como hemos visto, la base de datos es privada, aunque pública, lo que significa que cualquier persona física o jurídica puede acceder a la información.

Te recordamos que el acceso es gratuito y no solo puedes consultarlo, sino que tienes derecho a rectificar la información que consideres incorrecta, también puedes saber qué entidades han accedido a tus datos en los últimos seis meses. ¿Cómo? El Banco de España ha abierto tres canales para ello:

  • A través de la Oficina Virtual del Banco de España usando firma digital o tener un DNIe.
  • Personalmente, puedes acudir a las oficinas de la CIRBE en el Banco de España, situadas en la calle de Alcalá 48 de Madrid, y presentar tu DNI o NIE vigente y actualizado.
  • Por carta enviando tu solicitud a la dirección:

Banco de España

Centro de Información de Riesgos

Calle Alcalá, 48

28014, Madrid

La carta debe estar firmada, con una fotocopia de ambas caras de tu DNI o NIE, y la dirección a la que debe enviarse la respuesta por correo certificado.